Ver

Leer

¡Síiii!

El “esmorzaret”, un ritual gastronómico Valenciano

El esmorzaret es una tradición que nadie se salta en València, y ahora entenderás por qué.

Aunque la cocina valenciana viaja y ha llegado a cocinas de todo el mundo, València no dejará de ser una tierra de tradiciones gastronómicas propias. En la Terreta disfrutamos de la paella los domingos en familia, es necesaria una buena horchata para pasar las calurosas tardes de verano y es esencial el esmorzaret mañanero rodeados de amigos. 

Este último es mucho más que un simple acto de nutrición. Es un momento de diálogo entre amigos donde se debaten temas de actualidad. Agarra papel y boli porque venimos a contarte qué es un esmorzaret, cuándo y dónde encontrar los mejores de la ciudad. 

Antes de empezar debes saber que reconocerás un buen lugar para esmorçar en el momento que abras la puerta del bar y una mezcla de aroma a café recién hecho y fritura atraviesen tus fosas nasales. Sin lugar a dudas, la base de un almuerzo es el bocadillo o entrepà, el tamaño en este caso sí importa, cuando más grande mucho mejor. Rellenar nuestro bocadillo requiere de mucha creatividad y originalidad, las mezclas más increíbles pueden convivir dentro de este. Los elementos que más abundan son aquellos en los que no te paras a contar las calorías, una buena panceta, huevo frito, patatas en todas sus formas y texturas, embutidos de toda clase y una buena salsa que facilite la entrada.

Pero un simple bocadillo no se puede considerar esmorzaret, la picaeta para acompañar a nuestro bocadillo siempre debe de estar presente. Unos clásicos cacahuetes, aceitunas con encurtidos o altramuces hacen que todo luzca mucho más. ¿Y de beber? una cerveza extra fría o la mágica mezcla de vino con gaseosa. 

Para ir cerrando el ritual como postre el café es bienvenido, pero en este caso no hablamos de cualquier café si no de un Cremaet. Una mezcla tricolor perfecta hecha a base de café, azúcar, limón, ron y canela. Para los más valientes y como traca final a esta mascletà gastronómica no olvides un brindis con cazalla o mistela. 

El horario para poder disfrutar de este manjar siempre va a depender del lugar, pero por lo general no te recomendamos que vayas en busca de un esmorzaret más tarde de las doce del mediodía.

A la pregunta de dónde degustar el mejor, se nos hace imposible dar un nombre. La ciudad entera está volcada con esta práctica gastronómica. Te dejamos algunas recomendaciones por zonas que te pueden resultar interesantes para no perderte este almuerzo te pille donde te pille. 

Caminando por el interior de nuestro precioso Mercado Central encontrarás el Central Bar de Ricard Camarena.

Si acabas de llegar a la ciudad, justo pegado a la Estación del Nord puedes probar el Pelayo Gastro Trinquet.

Si estás recorriendo las calles del centro,  pásate por La Bernarda, en el Mercado de Tapinería. Y si te pilla la hora del esmorzaret en pleno baño rozando la playa de la Malvarrosa está  El Clavo, ubicado en el Cabanyal. 

Aunque en València como has podido notar nos gusta hablar pequeñito (cremaet, esmorzaret, picaeta) el almuerzo nos lo tomamos muy en serio. Tan en serio que tenemos premios cada año para reconocer locales con los mejores esmorzars. Cacau D’ or es el nombre del galardón, un reconocimiento a la tradición del esmorzaret. 

La próxima vez  que vengas a València recuerda que tienes cita con un buen esmorçar. Visitar la ciudad con el estómago lleno es un verdadero placer.

 

Compartir